Pascual

sunset over parking lotphoto © 2006 grendelkhan | more info (via: Wylio)

 
No, señor policía, no me siento culpable. Hay cosas que una mujer tiene que hacer.

Generalmente, el abuelo le cuida al guagua cuando tengo que salir, pero ese día no estaba y no me quedo más remedio que subirle al Pascual al carro. Si usted lo hubiera visto, se puso feliz, babeaba más que de costumbre. Cuando llegamos, le tuve que explicar que no se podía bajar y que no tardaba. Era la primera vez que le dejaba solo. Si me estacioné en el sitio más alejado fue porque, usted no lo sabe seguro, cuando se tiene un hijo como el Pascual, especial es que les llaman ahora, se quiere evitar las miradas. Así de simple.

El Pascual se quedó tranquilo en el coche, mirando. Yo nunca pensé que iba a salirse. Si me demoré fue porque me encontré con una vecina y el tiempo se pasó volando. Cuando me di cuenta de la hora, me imagine lo peor. Casi me desmayo cuando le vi al Pascual agarrado por dos policías. Para una madre es muy duro enterarse de lo que es capaz de hacer su hijo. Si, yo sé, pobre chica, ¿pero quien le manda mirarle al Pascual?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: